top of page
  • Foto del escritorInstituto Oftalmológico

Glaucoma: El enemigo silencioso de tu visión

El Glaucoma es una enfermedad ocular que, sin el tratamiento adecuado, puede provocar la ceguera de manera irreversible. Se la conoce como "el enemigo silencioso" porque no presenta síntomas en sus etapas iniciales, lo que dificulta su detección temprana.



Algunos datos que te sorprenderán:


  • El Glaucoma es la primera causa de ceguera irreversible a nivel mundial: 

Afecta a alrededor de 60 millones de personas, 6 millones en Latinoamérica y 1 millón de personas en Argentina. De estas, se estima que menos del 50% saben que la padecen.

  • Daño progresivo: 

El Glaucoma daña el nervio óptico, responsable de transmitir la información visual al cerebro. Este daño es irreversible y, si no se trata, puede conducir a la pérdida total de la visión.

  • Prevención como mejor arma: 

La detección temprana es crucial para prevenir la ceguera por Glaucoma. Se recomienda realizar exámenes oculares periódicos, especialmente a partir de los 40 años, o si se tienen factores de riesgo como antecedentes familiares de la enfermedad.



Síntomas a los que debes prestar atención:


  • Visión borrosa o nublada

  • Dolor de cabeza, especialmente alrededor de los ojos

  • Visión de halos alrededor de las luces

  • Pérdida de visión periférica (visión de túnel)

  • Náuseas y vómitos (en casos agudos)


El Glaucoma ¡se puede combatir! Para esto, desde el Instituto Oftalmológico recomendamos a toda la comunidad:  

  • Realizar un examen oftalmológico de manera regular: Es la mejor forma de detectar el Glaucoma en sus etapas iniciales, cuando aún no hay síntomas.

  • Si fuiste diagnosticado, realizar un tratamiento personalizado: Existen diferentes opciones de tratamiento para el Glaucoma, como medicamentos, láser o cirugía. El tratamiento adecuado dependerá del tipo de Glaucoma, la gravedad de la enfermedad y las características individuales de cada paciente.

  • Control de la presión intraocular: La presión intraocular alta es uno de los principales factores de riesgo para el Glaucoma. El control regular de la presión ocular y el seguimiento médico son fundamentales para prevenir la progresión de la enfermedad.


Por favor ¡no ignores las señales!


Desde el #iO hacemos mucho hincapié en que si bien el Glaucoma es una enfermedad grave, con un diagnóstico temprano y un tratamiento adecuado, la pérdida de visión se puede prevenir. 


No te dejes estar ¡realizá un examen oftalmológico y protege tu visión!


Ayudanos compartiendo este artículo para generar conciencia sobre esta enfermedad. ¡Tu visión no espera!

10 visualizaciones

Comments


bottom of page